viernes, 30 de enero de 2009

Batisexo

El lado malo de la explotación cinematográfica que actualmente están viviendo-disfrutando los personajes de cómics tiene sus repercusiones en las personas comunes y corrientes como nosotros que nos hacemos una “paja” o un “dedulce” con la pornografía. Antes solíamos escuchar cosas como “el niño vio superman y pensó que podía volar como el personaje y al lanzarse casi se muere” y cosas así como de que los niños no deberían ver la película de Spider Man por que al lanzar su telaraña hace un símbolo satánico, ya saben, ese que hacen (hacemos) los locos metaleros que parecen cuernos (que en realidad es una protección de la tradición italiana insertado en la cultura del rock por Ronnie James Dio). Ahora podemos ver que los adultos no estamos exentos de las estupideces ilusorias propias de nuestros fanatismos por algún personaje ficticio. A continuación les presento una prueba de ello:




http://mx.youtube.com/watch?v=YSmrm4k7J6Y

Ya quiero ver al Güey que se crea Dr. Octopus y toparme con una Gatubela, Super Chica, Bati Chica o Mujer Maravilla.