martes, 15 de junio de 2010

Flatus vaginalis: fui yo, pero no fue por atrás


Alguna vez en nuestras vidas sexuales pasamos (o pasaremos) un incómodo momento por causa de una ventosidad vaginal, flatulencia vaginal o pedo vaginal pa’ los cuates. Fenómeno del cual no hacen falta más explicaciones pero sí algunos consejos...

Se originan básicamente porque las paredes vaginales no rodean bien el pene en el momento del coito y esto tiene varias razones. La primera es que con la excitación la vagina se dilata y crece hasta un 25% de su tamaño normal; otra es la disminución en el tono muscular de las paredes vaginales (hipotonía) provocada por varios partos (aunque también la padecen mujeres jóvenes); y en otras ocasiones, depende de la postura.

En todos los casos quiere decir o que la mujer está guanga o que el tipo lo tiene chiquito y esto permite la acumulación de aire durante el acto sexual; principalmente con la posición del perrito en la que el canal vaginal queda más abierto y, además, la penetración es más profunda, promoviendo la dilatación vaginal.

La mayoría de las mujeres se apenan casi trágicamente cuando eso ocurre, la mayoría de los hombres afirman excitarse (excepto cuando la mujer se apena tanto que mata el deseo). Quizás lo más recomendable es no darle importancia, reírse un poco de la situación y seguir tranqueando el zorro.

Pero si de plano quieres evitarlo, te van estos consejos: practica los ejercicios de Kegel, que además de convertirte en una controladora del placer, te auxiliarán con la incontinencia urinaria y facilitarán tu parto; u opta por las siguientes posturas clasificadas como enemigas de los pedos vaginales:






Courtesy of SexInfo101.com.

Y si al final no lo consigues o te parece demasiada exigencia limitarte a sólo tres posturas, puedes explotar tu talento como esta chica que hace burbujas con sus flatus vaginalis:


7 comentarios:

Eduardo Huchin dijo...

Hey, bienvenida al blog. Y con un post que muchas lectoras pedían.

Mauu dijo...

Me agrada esta entrada, sin embargo no coincido con lo de la exitacion al escuchar un fart vaginal, al menos a mi no me causa nada. Solo aplico la del conejo de duracell, sigo y sigo y sigo y sigo....

Anónimo dijo...

y yo m pregunto...... como puede hacer eso???????? y otra cosa....segun, yo era la enferma juju n.n y aunke salga anonimusssss soy LALA

Rob dijo...

pués es muy gracioso, digo es de lo más comun, además para mi siempre ha sido gracioso aunque alguna vez me sucedio que a la chica le dio tanta pena que la diversión se acabo después del jocoso suceso, tanto que hasta me explico por que sucedian y que era algo muy natural pero que le daba mucha pena... reitero yo solo me rio de eso, digo puede ser peculiar pero aún así creo que es de las cosas más irrelevantes en ese contexto haha...

(borre la entrada anterior por que estaba incompleta)

Pd: en definitiva, no solo eres rara y estas loca, también eres super nasty! hahaha

Mussgo dijo...

Que chingón post. Jajaja, clásico de clásicos.

Punto G dijo...

Como dice Mussgo: un clásico de clásicos. Xidos consejos, sobre todo las ilustrativas posturas :) se agradecen.
No estoy de acuerdo en aquello de que "en TODOS los casos se debe a que la mujer está guanga o que el hombre la tiene pequeña...", también puede deberse a un montón de factores más, como el bombeo de aire durante el acto sexual intenso (que es uno de los casos más comunes) por ejemplo cuando se saca completamente el pene y después se mete de lleno en un solo movimiento. Y como dices, posiciones que comprimen el abdomen o que ameritan muchas flexiones, por lo que casi ni una está exenta. Igual a veces sucede que no hay ruidos para nada y otras veces hay demasiados. La variedad... Saludos y bienvenida!

Punto G dijo...

Ah, por cierto, rebatiendo parte de lo que mencionas de que "en TODOS los casos...", los pedos vaginales son muy comunes en gimnastas y mujeres que se ejercitan mucho en pilates, aeróbics, etc. Pasan sesiones vergonzosas al principio, pero luego se acostumbran a la sensación. Las actrices porno hacen ciertas flexiones antes de grabar precisamente para sacarse el aire del estómago y minimizar los ruidos, aunque luego los editan...