jueves, 15 de julio de 2010

¿Alguien ve la celulitis?

kendraCuando la temperatura del cuerpo sube (comenzando por la entrepierna), la cadera realiza movimientos involuntarios, la cara se pone coloradita y hasta la visión se nubla, lo que más nos interesa en ese momento es coger; bueno, a ellos sólo les interesa coger, nosotros nos preocupamos por otras cosas menos profundas y penetrantes. Más del 90% de las mujeres padecen celulitis y el 99% de los hombres manifiesta que no le importa eso al momento del acto sexual… entonces… ¿por qué chingaos nos preocupamos tanto?

Las mujeres tememos todo el tiempo que los hombres se fijen en si estamos gordas, si tenemos piel de naranja, estrías y hasta pecas en la espalda; cuando la verdad es que a ellos les da lo mismo mientras tengamos una vagina.

La celulitis no es un pretexto para no tranquear el zorro, existen muchas otras cosas que matan la pasión, como la falta de higiene (algunos dicen “hoyo es hoyo” pero creo que eso no aplica cuando huele peor que la boca de tu perro), las preocupaciones tipo “¿qué va a pensar de mí si lo hacemos en la primera cita?” o la inseguridad sexual, cosa totalmente absurda, pues para ser buena en la cama no se necesita ser actriz porno, sólo basta con abrir las piernas y moverse como el placer te guíe.

La realidad es que tenemos una visión algo distorsionada de lo que prende o apaga a los hombres, por ello hay que enlistarlo; a los hombres no los apaga ni la celulitis ni las imperfecciones ni el exceso de carnes (al contrario) ni ponerse un condón ni que el perro los esté mirando; y sí los prende que los dejes mirar, tocar, apretar, morder y lamer por donde a ellos se les antoje, sin penas ni vergüenzas, con toda seguridad de que para ellos estás tan buena como Kendra Wilkinson.

Si con todo esto no deja de preocuparte la celulitis, como es costumbre, vienen los consejos: bebe por lo metros litro y medio de agua al día, pues evita la acumulación de grasas en la piel; practica ejercicio; alterna el agua fría y caliente en la regadera para estimular la circulación; reduce el alcohol, tabaco, azúcares y grasas; y, ten sexo, con luz tenue si quieres, pero ten mucho sexo, porque, aunque parezca un intento por canonizar a Hugh Hefner, matar el oso a puñaladas además de combatir la depresión, mejorar la memoria, prevenir el infarto y el cáncer, y fortalecer el sistema inmunológico, es el mejor ejercicio para tonificar, adelgazar, dar forma al cuerpo y estimular la circulación sanguínea, y por lo tanto, lidiar contra la celulitis que tanto, y en vano, nos preocupa.





¡Compártelo!


12 comentarios:

Abraham dijo...

Chicas!! si les preocupa la celulitis, háganlo de perrito, ¡total! en esa posición se estira la piel!

Anónimo dijo...

Las mujeres se fijan más que los hombres en la celulitis de las otras mujeres, no lo duden, porque son peores personas que los hombres (que también son malas personas, pero un poco menos). (Esto por supuesto no es cierto, nada más lo digo porque me dio coraje que se burlaran de la celulitis de Alexis Texas en la presentación de un libro, nada más porque "la acercaba más a las demás")
Lo de "hoyo es hoyo" lo dicen principalmente los mayates, pero piénsenlo: ¿de verdad quisieren darle chance a alguien que piense así? ¿Es tanta la desesperación y tan poco el amor propio? ¿Son como... los hombres, así de indignas, que nada más porque "pito es pito" van a chupar el de un gañán que es capaz de manifestar que "hoyo es hoyo"?
Y lo de "hoyo es hoyo" no aplica siempre, no crean. Aunque es 99.99% más probable que una mujer desesperada por compañía la consiga antes que un hombre en las mismas condiciones de desesperación, no siempre van a tener suerte. Incluso al más feo de la habitación puede tener sus estándares (así como la más fea de la fiesta también los tiene).
Tampoco crean que porque es 100 veces más fácil complacer sexualmente a un hombre que a una mujer (o eso dicen) cualquier cosa que hagan va a estar bien. Échenle ganas y hagan porquerías, porque a los hombres por lo general les gusta hacer porquerías.

Eduardo Huchin dijo...

Anónimo: colabora con nosotros!!

Diana dijo...

¬¬ Este blog sólo contribuye a potencializar mi tan detestado feminismo.

Sí, hasta el más jodido, sin vieja y con muchas ganas de coger se da, a veces, el lujo de escoger. Pero esta entrada no se refiere a que los hombres se van a "rebajar" a ponerle con cualquiera tenga o no tenga celulitis.

El enfoque es diferente, pretendía exhortar a las mujeres a no negarse a los placeres sexuales sólo porque tienen celulitis o estrías.

Ok... ok... traté a los hombres casi de bestias sexuales, pero no es mi culpa que la MAYORÍA lo sea... se llama generalización y todos generalizamos (¿ves?). Entonces, mis disculpas para los hombres buenos y sensibles que se preocupan por los sentimientos... y... una mención honorífica a los mamones que no se echarían a una vieja con celulitis porque ellos están 'demasiado buenos'.

Anónimo dijo...

me puse como anonimo porke no recuerdo mi "identidad" soy lalys jeje

entiendo el punto de la zorrita diana, jeje

yo soy mujer y amo a lso hombres con devocion casi enfermiza, la idea, segun yo de el post , es que si, es cierto, las mujeres somos inseguras de nuestro fisico pero para lso hombres el sexo va mas alla de las imperfecciones. no veo de donde se pudo "sexualizar" este post de modo que parecia feminista,. como feminista, entiendo que las mujeres NO DEBEMOS ver esas imperfecciones si no las libertades tan hermosas que no spodemos permitir como coger y coger y coger sin importas las imperfecciones. Estoy en lo correcto!!!! "a coger y chupar porque el mundo se va a acabar....comencemos ahora!!"

Anónimo dijo...

(soy el primer anónimo, que no es lalys)
Diana: primero que nada me disculpo, porque A)no te felicité propiamente por el escrito (que estuvo bueno, por eso tuve que comentar) y B)al releer mi respuesta me doy cuenta de que está re'puesta para la mala interpretación. Lo del coraje por la burla a la celulitis no viene de aquí, sino de un link que publicó Eduardo en Facebook hacia este escrito (en la publicación del enlace se armó la cháchara).
Todo este rollo para decirte que sí capté el enfoque de que no se deben inhibir por ser mujeres normales (gente normal = quiero), y lo apoyo por completo.
...nunca viste esa película de Haley Joel Osment, Kevin Spacey y Helen Hunt, "Pay it forward", donde la gente paga los favores que recibe haciéndole favores a otra gente, y así todos felices hasta que al final matan a Haley Joel Osment? Yo no la vi pero me contaron que de eso se trataba, y creo que sería maravilloso que aplicáramos eso en el sexo de la vida real: un superculo le hace el favor a un feito, el feito le hace el favor a una gordita, la gordita le hace el favor a un enano, y así nos vamos hasta que alguien me hace el favor a mí, y todo el mundo queda perfectamente satisfecho. Y al final matamos a Haley Joel Osment.

Anónimo dijo...

lalys: Esa versión del feminismo es sospechosamente parecida a lo que los hombres siempre quisieron hacer de ustedes ("soy dueña de mi cuerpo, libre de usarlo como quiera, y lo que quiero es una camiseta de Girls Gone Wild"). No sé como decirlo sin que suene sexista y homofóbico, así que lo digo aunque suene sexista y homofóbico: esa libertad sexual a la Sex and the City que contemplan algunas con los ojitos llenos de ilusión es muy diferente a la libertad sexual de la que históricamente han gozado los hombres. Elaboro (haciendo antes la aclaración de que no creo ser experto en el tema, todo lo que sigue es opinión): el objetivo del movimiento feminista era luchar por la igualdad política, social y de todo tipo entre hombres y mujeres. La consiguen (en algunos lugares, en otros ahí la llevan. Aquí falta muchísimo). PERO están viviendo en un mundo en el que las normas fueron establecidas hace mucho tiempo por los hombres. Por eso, aunque todos somos seres sexuales, la libertad sexual de los hombres está perfectamente compenetrada con la estructura misma de la sociedad. En esa sociedad (la real, en la que vivimos para bien o para mal) la mujer sigue siendo objetificada. La mujer interpreta que tiene la "libertad" de utilizar su cuerpo como quiera y para los fines que quiera, y lo hace, a veces sin darse cuenta de que está ejerciendo esa "libertad" precisamente dentro de las estructuras que el hombre estableció, amoldándose a sus valores (que le dan un valor a su apariencia, a su amenidad, etc).
Esa libertad de "a coger y a chupar" nunca la han practicado los hombres promedio, por lo menos no (aquí está la homofobia) los heterosexuales. Las estrellas de cine, los playboys multimillonarios, los casanovas de barrio, ellos sí, pero el hombre de a pie está perfectamente conciente de limitaciones, obligaciones, riesgos y todo lo que implica su libertad sexual, así que tiene que administrarla cuidadosamente.
Los homosexuales sí cogían y chupaban, cómo no, si eran una minoría definida precisamente por su apetito sexual. Antes, la homosexualidad era delito y enfermedad mental, y las minorías sexuales caían en la misma bolsa que el resto de las lacras sociales. Por eso los mejores artistas eran todos putos: ser "el otro" les daba una perspectiva diferente, a veces única. También por eso los mejores asesinos seriales eran todos putos: crecían con culpa y taras mentales y represión, gloriosa, maravillosa, exquisita represión. Pero algo horrible pasó, se logró la visibilidad, se crearon una serie de lugares comunes para todos los putos (las historias de mujeres trágicas, el culto a la belleza, etc), y dejaron de ser "el otro" y se volvieron "uno con todos los demás". Y así murió la cultura del sadomasoquismo. Ya nadie se siente culpable y necesita que lo castiguen por su sexualidad. Al no sentirse culpables, se sienten con derechos. Derecho a la igualdad social, política, sexual... sí, igualdad sexual con los normales, poder casarse y tener hijos, vivir en monogamia, y al igual que sus contrapartes heteronormales aprovechar esa estructura de la sociedad que te permite tener cierta libertad que debes administrar cuidadosamente porque hay consecuencias, riesgos, obligaciones, etc.

Bueno, ya, hueva. Me perdí hace mil horas. Voy a leer ese artículo nuevo del porno amateur...

Anónimo dijo...

Fue Blogger.

Eduardo Huchin dijo...

P: ya quedó corregido.

Diana dijo...

:D
Anónimo que no es Lalys y que sí es el primer anónimo.
Respecto al primer comentario: Ay, gracias... que lindo ^^
Respecto al segundo... conserva tu identidad anónima (¿eso se puede? xD) y procura que no te encuentren ni sepan quién eres... o estás muerto. Esa Lalys es una feminista peligrosa D:

:D

La Vagabundancia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La Vagabundancia dijo...

MMM a mi me late la onda de tomar litros de agua, coger de a madres, pero eso de dejar el alcohol está cabrón... Ni modo, que mi wey se chingue con mi celulitis, otra opción es simplemente coger más me parece, que es aún mejor :)