jueves, 17 de junio de 2010

El semen: más bueno que comer pollo con las manos

sem Huele feo y sabe peor, pero es más sano que la Emulsión de Scott y el mejor de los jarabes del mundo, sólo que ya no somos niñas para exigir el sabor cereza…

Aristóteles sabiamente lo consideró el componente más perfecto de los alimentos y que, sin embargo, es excretado por cuerpo; los budistas y los taoístas lo veneran como una parte esencial del ser humano; y entre los etoro de Papua, Nueva Guinea, los jóvenes deben beber el semen producto de una felación a los más ancianos de la tribu para alcanzar la maduración apropiada. Tal vez algo absurdas y sin fundamento, pero estas creencias nunca estuvieron más en lo cierto.

Hoy en día, le amargue a quien le amargue, el semen es el fluido humano con más propiedades benéficas que existe. Además del papel erótico que desempeña en el juego sexual (ya que puede ser usado incluso como sustituto de aceite para masaje, y hasta es más económico), el semen posee propiedades medicinales y estéticas para nosotras las féminas.


semen_thumb[3]


De entrada (o más bien de salida) es una fuente de proteínas, enzimas, ácido cítrico, vitamina C y zinc, pero solo no es un sustituto fiable para complementar una dieta (por favor no se atasquen). Investigadores alemanes han encontrado en él la plasmina seminal, una proteína que podría ser tan poderosa como la penicilina, pues destruye una gran variedad de bacterias dañinas para el organismo; científicos asiáticos aseguran que ingerirlo ayuda a combatir la halitosis crónica, es decir, el mal aliento; y los gringos llegaron a la conclusión de que las mujeres que tragan el semen de sus parejas de forma regular tienen un 40% menos de probabilidades de padecer cáncer.

El semen, además, hace felices a las mujeres, literalmente, pues estudios han demostrado que es un antidepresivo natural que mejora el humor de las personas y reduce las tensiones que provocan las rupturas en una pareja.

Otra de las propiedades de la leche masculina está a favor de la belleza femenina; se dice que Cleopatra lo usaba como crema nocturna, según las leyendas de los papiros de la época. La verdad detrás de las manías de la egipcia más hermosa de la historia, es que debido a la gran cantidad de proteínas y nutrientes no podía elegir mejor tratamiento estético, que posteriormente fue adoptado por las geishas japonesas y que actualmente es explotado por un colombiano que se dedica a comercializar cremas anti-arrugas basadas en la agüita de coco.

Y, atención, lejos de lo que se creyó por mucho tiempo, la ingesta de semen no engorda, contrariamente, es una de las sustancias con mayor proporción de calorías negativas, con lo que puede hacernos adelgazar hasta tres gramos por mililitro. Y considerando que un hombre eyacula entre 1.5 y 5 ml. por vez, amamantarse de uno puede lograr reducir entre 4.5 y 15 gramos. Aparte de que, a largo plazo, las hormonas que contiene otorgan volumen a zonas como las nalgas, los pechos y los labios; ante tanto beneficio, les sugiero echar un vistazo a este recetario que Eduardo ha puesto a nuestro alcance.

semen Importante: ni la autora del texto ni el administrador del blog recomiendan la ingesta desmedida de líquido seminal (mucho menos para fines de adelgazamiento), por lo tanto debe suponerse que la aparición de la dirección electrónica del Centro de Fertilidad Humana en México donde se pueden conseguir frascos de la tratada sustancia en este link, es posiblemente mero descuido.

De la misma forma, mantenemos una postura al margen de las parafilias de nuestras lectoras y mencionamos que la producción de semen en perros, caballos y cerdos llega a 30, 75 y 250 mililitros, respectivamente, como una simple curiosidad cultural.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

´wow! nada mas rico que el semen!

Anónimo dijo...

Esto sí que vale la pena saberlo. Buena razón para hacer un cambio en nuestra dieta ;)

Anónimo dijo...

Jc:
Como para que lea mi novia."Magister dixit".

Anónimo dijo...

Jc:
Si Aristoteles lo dice...

Anónimo dijo...

A no bueno!! yo tengo mucho y puedo enfrascarlo y venderlo mejor que el biometrix!! XD excelente publicacion!

abraham dijo...

Mi abuela siempre decía, más vale chorrito que dure a chorro que se derrame... ahora entiendo la valiosa aportación de sus conocimientos, (después de 8 hijos) jajaja.

Muy bueno Diana!

fridax_rubi dijo...

bello . . . . . espero cambiar mis hábitos alimenticios nocturnos . . . . cuando menos una vez al mes . . . . no es mala idea

Diana dijo...

Oh, por Dios, ¿a quién se le ocurren estas cosas perversas? Debe de ser pecado.

Eduardo Huchin dijo...

Y ES pecado, checa la entrada sobre "Porno medieval" para ver la penitencia correspondiente.